Juez Malzon Urbina: 30 diítas y volvemos a las andanzas.

Apr 20, 2013 by

Por: José “Phepe” Giraldo Abarca.

El pasado 17 de Marzo del 2013, Lima, la capital del Perú, recuperó la sensatez ante la ola de incertidumbre que provocó en la población la posibilidad de revocar en el cargo de Alcaldesa del Municipio Limeño, a la Sra. Susana Villarán de la Puente.  A las 4 pm del citado día, las principales encuestadoras empezaron a difundir los resultados a boca de urna. La opción por el NO obtenía una diferencia a favor de 3 a 5% sobre el SI, siendo ratificada en su cargo la Sra. Susana Villarán. Días después, el 7 de Abril la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) ofreció los resultados al 100% de las actas contabilizadas y procesadas. Confirmó en el cargo a la Sra. Villarán y revocó a 20 regidores de Fuerza Social, Eduardo Zegarra (Teniente Alcalde), Marisa Glave, Rafael García entre otros. Hernán Núñez, el único regidor de Fuerza Social no revocado, será quien reemplace en el cargo de Teniente Alcalde a Eduardo Zegarra. Dos conspicuos miembros del Partido Solidaridad Nacional, los regidores Luis Castañeda Pardo (hijo del ex alcalde Luis Castañeda Lossio y principal promotor del SI) y José Danos Ordoñez, esposo de la vocera de Solidaridad Nacional, Patricia Juárez, también fueron revocados. Luego de tamaño despelote, hay que tomar nuevo impulso porque queda pendiente otra nueva convocatoria (2013) para elegir a los nuevos regidores que reemplazaran a los revocados y a la vuelta de la esquina (2014), otra nueva elección para elegir nuevo Alcalde y regidores. Un despilfarro de dinero, pérdida de tiempo y otro mayúsculo caos vehicular. Una ley sin reglamento que requiere replantearse urgentemente ya que adolece de muchas fallas y omisiones como las experimentadas con ciudad capita. Y mientras Lima se recuperaba del susto, otro mayor se tejía desde el Poder Judicial. Un pintoresco sujeto con harta carga histriónica y ávido por ser considerado miembro VIP de Chollywood hizo un rápido “tour” por todos los canales de televisión para anunciar en televisión abierta y cable, que él, el Juez Malzon Urbina y su despacho del 56 Juzgado Penal de Lima, había declarado fundado el recurso de Habeas Corpus presentado por los comerciantes de La Parada.

Poder judicial

Un Juez ofreciéndose a dar pormenores tratando de fundamentar su peculiar fallo. Si la memoria no me es esquiva, un comportamiento nunca antes visto en televisión. Indignación, rabia, cólera, impotencia, fueron las furibundas reacciones que generó el citado fallo en la población. Las respuestas no se hicieron esperar. Es una cantinflada, una payasada sin nombre la que este Juez ha perpetrado contra Lima. Nos regresó a las épocas de las cavernas.  Mezcló papas con camotes. Se arrogó facultades que no son de su competencia. Metió en un mismo saco Habeas corpus con Recurso de amparo. Una sentencia que no tiene pies ni cabeza, no tiene asidero jurídico y ha tomado fundamentos que no son propios del Habeas Corpus, habría dicho el ex Teniente Alcalde, Marco Parra. Le cayó de todo al tremendo Juez, que alguna vez fue propietario de una cebichería que operó bajo el nombre de ¡Orgasmo Marino! Que tiene además acumulada 30 quejas por desempeño funcional y que acaba de ser suspendido 30 días por la OCMA. Toda una joyita. Ahora que ya sabemos quién es el Juez Malzon Urbina, bien vale la pena preguntarse. ¿Qué hace el Poder Judicial que no lo remueve de su cargo de forma definitiva?  Porque esperar 30 días que pasan rapidito y otra vez a las mismas andanzas. Como es posible que un funcionario mediocre con serias acusaciones de corrupción, 30 quejas y varias suspensiones de la OCMA, pueda continuar dictando sentencias y sobrevivir durante años en el Poder Judicial. Cuantas miles de sentencias habrá emitido este juez y, cuántos habrán sido los perjudicados. Estamos advertidos, el Juez Malzon Urbina es un peligro para la seguridad jurídica del país. Que no se diga que este es un caso aislado que no compromete la majestad de la institución. Hay un problema de fondo que tiene que resolver el poder Judicial. Coger el toro por las astas y reconocer que algo está fallando en sus entrañas y que hace que cada día los niveles de aprobación y confianza sean peores. Este es un problema no solo atribuible a la persona, que con defectos, virtudes y precarias condiciones de trabajo hace lo indecible por cumplir con sus obligaciones, pero lo es más, para la propia institución y a la falta de decisión de sus autoridades. Un botón para muestra. Para nadie es sorpresa que muchas de las ordenanzas municipales que dispone paralizar la construcción de inmuebles por no haber cumplido con lo que dispone la ley municipal o no tener licencia de construcción, sean finalmente revocadas por el poder judicial vía el uso indiscriminado de recursos de amparo. Como se dice en los pasillos judiciales. Hacemos una chanchita, les rompemos la mano al secretario y al juez y listo. Que no reúna las condiciones necesarias, que los materiales empleados sean de mala calidad, que se construya en zonas prohibidas, nada de eso importa, el vil billete que todo lo corrompe, lo compra todo, incluido el recurso de amparo y hasta un posible Habeas Corpus. Y para mejor disipar el momento, permítanme compartir este excelente tema del cantautor cubano Francisco Céspedes: Esta vida loca. Disfrútenlo.

Related Posts

Tags

Share This

2 Comments

  1. Hector Hugo

    Mi estimado Phepe, este Juez, nos hace bajar de nuestra nube y nos recuerda que aún estamos en el Tercer Mundo. El Perú no saldrá de él si no arregla la falta de calidad en el Poder Judicial. No hay justificación para emitir una sentencia de ese contenido. Las Leyes no son solo lo que está escrito, es también el criterio de conciencia de los Jueces pero a veces estos no tienen conciencia o la disimulan bien.
    Nos falta mucho para salir del Tercer Mundo. Una pena.

  2. MI estimado Hector Hugo.- Los que transitamos por esta profesión, nos desconcertamos mas, cuando jueces como Malzon Urbina ejercen la judicatura sin mayor sonrojo y son capaces de salir a la televisión a ofrecer papelones como el que este señor ofreció. El meollo del tema esta en el Poder Judicial que requiere ser podado desde sus raices. Cuantos Malzon circularan por el poder judicial? Hugo esto que abservamos es parte del sistema que se siente comodo y no desea ser reformado.
    Un abrazo
    Phepe.

Leave a Comment